Historia de la cerveza por Santiagus Beer

El origen de la cerveza se remonta en la historia de la humanidad. Al parecer, la primera bebida fermentada que conoció el hombre fue la cerveza, y se cree que apareció junto con el pan de cebada.

Es posible que alguien hubiese dejado el pan olvidado a la intemperie; la humedad y la flora bacterial provocaron una fermentación natural. Al recogerlo, observó que el pan había segregado un líquido que le supo tan bien, que sucesivamente trató de reproducir el proceso.

La leyenda que Osiris preparó la primera cerveza pertenece a la historia primitiva de Egipto y según esta versión, la cerveza sería un invento de los dioses. Los griegos identificaron a la cerveza con los egipcios, ya que la palabra zythum,  empleada para designar a los

egipcios, también la emplearon para significar “vino de cebada”. Es de anotar que los fabricantes egipcios de cerveza eran exceptuados del servicio militar, y tanto los soldados como las autoridades recibían cerveza como parte de su paga.

También existen pruebas de que los chinos producían  una clase de cerveza de trigo llamada kiu, hace más de 4.000 años.

La cerveza paso de Egipto a Europa a raíz de las cruzadas. Los caballeros de regreso a sus países la llevaban consigo. En la historia medieval y moderna aparece la tradición alemana, que es muy antigua. A raíz de fuertes heladas consecutivas

que afectaron los cultivos de la vid, en Europa tomó fuerza la cerveza como reemplazo del vino. Por esa época, los noreuropeos utilizaban hierbas aromáticas y plantas silvestres para modificar el sabor y aroma.

Se cuenta que Santa Hildegarda, abadesa de Ruperstberg , fue quien primero adicionó lúpulo a la cerveza . A raíz de ello, la cerveza se convirtió en importante objeto de comercio. En el siglo XII, el rey Juan Primus, conocido como Gambrinus fue un protector de los cultivos de cebada y, por ende, de la cerveza.

historia de la cervezaEn la Edad Media, los alemanes poseían cerca de 500 claustros en los cuales se elaboraba y comercializaba la cerveza, ya que era privilegio exclusivo de los monjes y monjas, siendo muy famosas, en ello, las monjas de los Prados de Santa Clara.

Alemania ha influido mucho en fijar las características de la cerveza moderna, al punto que hoy en día aún cuentan con la “Ley de la Pureza”  promulgada por el duque bávaro Guillermo IV de Orange en 1516, que obliga a producir la bebida con cebada malteada, agua, lúpulo y levadura.

En Inglaterra,  la cerveza era tan importante que su Carta Magna daba la medida adecuada para la venta y consumo. Además, uno de los oficios más antiguos de ese país es el de “Conner” o degustador de cerveza.

La primera cervecería del continente americano fue construida en 1544 por don Alfonso de Herrera, cerca de Ciudad de México.

Los peregrinos ingleses fueron los que llevaron la cerveza a los Estados Unidos; una de las primeras cervecerías establecidas en Estados Unidos data de 1612 y perteneció a Adrian Brock y Hans Cristiansen. En el siglo XIX llegaron a registrarse más de mil novecientos establecimientos en todo el país.

Antes del año 1842 las cervezas eran todas oscuras y turbias, hasta que un visionario maestro cervecero creó la primera cerveza dorada del mundo. Este cambio revolucionario tuvo lugar en la ciudad de Pilsen, en la actual República Checa;  desde entonces esta ciudad le confirió su nombre al nuevo tipo de cerveza –Pilsner. Los amantes de la cerveza de todo el mundo se apresuraron a visitar Pilsen y así ésta se convirtió en una especie de Meca de la producción de la cerveza. Entonces es fácil comprender por qué el consumo total de cerveza en la República Checa es tan elevado -160 litros per cápita al año es sin lugar a dudas el más alto del mundo.

historia de la cervezaPor el siglo XIII, se incorporó el lúpulo a la mezcla, quien estaba encargado de darle sabor y aroma debido a sus conocidas cualidades antisépticas, que otorgan estabilidad a la bebida.

La producción industrial masiva  es reconocida como iniciada a fines del siglo XVIII, quedando muy pocos rastros de aquellas marcas.

En los primeros años del Siglo XX  ya existían muchísimas fábricas de cerveza en España, llamadas (microcervecerías).

Lógicamente eran artesanas, pues debido a la falta de pasteurización, y maquinaria moderna, su distribución alcanzaba solo al mercado local.

Cuando en el 1890 se impuso el método de pasteurización, las cerveceras con mayor capacidad económica, pudieron distribuir por todo el territorio este nuevo producto haciéndolo estable tanto al tiempo como a la temperatura. Esta fue la causa que desencadenó la caída y el cierre de las pequeñas fábricas artesanas, eliminando de este modo el conocimiento y la profesionalidad cervecera, así como la calidad de cervezas locales que existían en nuestro país.

De este modo se llegó a imponer abundantemente el estilo cervecero internacional Pilsner. Se trata de una cerveza de carácter industrial, de poca calidad, sin sabor ni aromas, orientada a ser consumida muy fría y con mucho gas. Un mero refresco que combina almidones de otros cereales como el maíz y el arroz, sólo para abaratar costes.

historia-cerveza04Obviamente sigue siendo cerveza, pero las grandes compañías han conseguido mediante este producto que la mayoría de consumidores entendamos este refresco como “la cerveza” y debido a una deficiente cultura cervecera, queden excluidos del mercado multitud de estilos y cientos de variedades de cervezas.

En 2003 comenzó en Cataluña el desarrollo de los primeros proyectos empresariales de microcervecerías  que finalmente se han mantenido en el mercado hasta hoy en día.

Esto quiere decir que todavía estamos en los inicios de la cerveza artesana en España y si nos hemos de guiar por otras realidades cerveceras, el sector madura con el tiempo y el mercado va cribando por calidad.

En la actualidad, beber cerveza en sus distintos tipos es una costumbre de casi todos los pueblos del mundo. Para su elaboración no se depende exclusivamente de un grano determinado, sino de los cereales locales (existieron y existen cervezas de maíz, cebada, arroz, mijo, avena, etc.).

Por eso Santiagus Beer, mantiene la tradición de elaborar cerveza artesana desde 1876.

Nuestro objetivo es hacer una cerveza artesana y gozar de ese sabor inigualable e inolvidable. La elaboración de Santiagus Beer está hecha de la manera más artesanal y con los mejores ingredientes.  Así es como elaboramos nuestra cerveza.

El agua constituye más del 90% del producto final de la cerveza por lo tanto debe ser tenida muy en cuenta. Los minerales que producen un alto impacto en al calidad de la cerveza son el calcio, el azufre, el magnesio y el cloro.

Para poder extraer los azúcares de la cebada y otros cereales, que luego se transformarán en alcohol, es necesario primero someterlos a un proceso llamado malteado. Los granos de cebada se introducen en unos tanques con agua fría y se dejan a remojo donde se oxigenan continuamente con aire saturado de agua para mantener la humedad durante dos o tres días. La malta es el ingrediente clave para la elaboración de la cerveza. El objetivo del malteo del grano es acelerar el proceso natural de germinación proporción dándole a la cebada las condiciones adecuadas de humedad, temperatura y oxigenación con el fin de producir enzimas y causar cambios definidos en sus constituyentes químicos necesarios para la futura elaboración de cerveza.

Algunas maltas se conocen por el nombre del estilo de cerveza que producen, por ejemplo, malta Pilsen, malta Pale Ale, malta Vienna, malta Munich, etc. A otras, por sus características: malta Aromática, Chocolate, Tostada…

El malteado se divide en tres etapas: remojo, germinación y secado. Con este proceso se consiguen activar los encimas (amilasas) del cereal que realizan el proceso natural de degradación (sacarificación) de almidón en azúcares fermentables (maltosa), durante la etapa de maceración.

En la elaboración de cerveza se emplea la flor femenina de esta planta. Dichas flores se denominan‚“conos de lúpulo”  pues está formada por pequeñas hojas verdes en forma de piña y carece de pétalos de colores vistosos. Como la época de floración de esta especie va de julio hasta septiembre según la variedad, las flores son secadas y prensadas para su conservación.Dependiendo de la cantidad y de la variedad de lúpulo que se utilice, la cerveza tendrá un mayor o menor amargor y aroma.

Una vez acabado el proceso de maduración, y antes de ser envasada, la cerveza puede filtrarse parcial o totalmente para eliminar los residuos sólidos que pueda tener, después se embotella o se pone en barril.

Con casi siglo y medio de experiencia, hemos conseguido que Santiagus Beer sea una de las mejores cervezas artesanales del mundo por su sabor y su gran calidad.

Si lo desea, puede descargar este recorrido por la historia de la cerveza en formato PDF.